GRAF t’apropa la programació de creació contemporània a Catalunya. L'agenda que suma totes les agendes.

El derecho a ser infeliz Sobre las políticas de control del comportamiento humano y la psicotropificación de la sociedad

19:0021:00 h
Lloc: Institut Français
Carrer de Moià, 8
08006 Barcelona
Presentació

El derecho a ser infeliz
Sobre las políticas de control del comportamiento humano y la psicotropificación de la sociedad

Participantes: Montserrat Rodriguez (Intervalos), Virginia García del Pino, Bárbara Rodríguez Muñoz, Valentina Desideri, Florencia Portocarrero, Warren Neidich, Silvia Maglioni & Graeme Thomson, Dora García, Mathilde Villeneuve, Alexandra Baudelot, Veronica Valentini, Juan Canela
y OVNI Observatori de Video No Identificat, Barcelona

Comisariado por BAR project (Barcelona) y Les Laboratoires d’Aubervilliers (Paris)
En colaboración con Institut Français y Fundació Antoni Tàpies
El programa video se ha realizado gracias a OVNI Observatori de Video No Identificat, Barcelona

Viernes 6 de Mayo, 19-21, Institut Français*
Sabado 7 de Mayo, Fundació Antoni Tàpies**
Barcelona

En el controvertido libro The Happiness Industry: How the Government and Big Business Sold Us Wellbeing el autor William Davies expone cómo la felicidad ha pasado de ser un estado de bienestar a una nueva forma de hacer dinero por el capitalismo contemporáneo. En la práctica, la felicidad es un producto de consumo como otro cualquiera y nuestras emociones la nueva religión del siglo XXI.
El creciente recurso a los medicamentos deja claro que el aumento de los problemas de salud mental como la depresión no puede ser entendida en términos estrictamente médicos, sino que necesita ser entendido en su contexto socio-político. Además de otras esferas y entornos utilizadas políticamente para controlar dicho comportamiento – como lo formativo, lo legislativo, el espacio urbano, la arquitectura o las pautas de comportamiento -, la psicotropificación actúa como un potente programa de control social amparado por la ciencia. Aunque la medicación obviamente estabiliza la conducta y las emociones, elimina en el paciente algo tan humano como la autorreflexión, el reconocimiento, el duelo, la capacidad de regular independientemente las emociones y la libertad de sobreponerse – o no – a éstas.
Entonces, ¿cómo podemos pensar en la construcción y reconstrucción de posibles modelos de la conciencia humana en contra de este fenómeno? ¿podemos imaginar dinámicas emancipadoras del comportamiento que desafíen las estructuras de control? ¿cómo generar espacios de infección afectiva común a través de prácticas grupales? ¿cómo poner en diálogo los lenguajes artísticos, el psicoanálisis y las ciencias sociales? ¿cómo emancipar la imagen de pensamiento normalizada por el aparato político racional? ¿Pueden las prácticas colectivas de conversación, reconstrucción o ensayo representar un ejercicio de resistencia?
A través de un programa de dos días que incluye películas, performances, instalaciones, prácticas y conversaciones dirigidas por artistas y otros especialistas en diálogo con el público, El derecho a ser infeliz quiere incidir en algunas de estas cuestiones, proponiendo un espacio de reflexión, enunciación y ensayo compartido.

Informaciones y programa completo en www.barproject.net