GRAF, la plataforma que reúne las entidades de arte contemporáneo para hacer comunidad.

Suscríbete para recibir la Newsletter GRAF, "aquí"

Septiember 2020 – Barcelona Gallery Weekend – Programa Artévete
por Gisela Chillida Espinosa

Para inaugurar mi ruta BGW, me adentro en ‘El Museo Imaginario’ desplegado en ProjecteSD, una invitación a explorar las conexiones entre las obras -dibujo, escultura, pintura, fotografía, texto- de Patricia Dauder, Hans-Peter Feldmann, Dora García, Ana Jotta, Jochen Lempert, Marc Nagtzaam, Peter Piller, Xavier Ribas, Isidoro Valcárcel Medina y Daan van Golden. Allí, deambulo entre un David algo más bronceado que de costumbre, otro torso igualmente torneado y lo que podría ser una figura prehistórica o un satélite en la inmensidad del espacio exterior, paseo entre paisajes que podrían ser playas que terminan en un pie de Courbet y una sutil línea curba que convierte el ala de una carraca firmada por Durero en un colorido tocado plumífero. ‘El arte              está aquí               otra vez’: leo en el cuadro tripartito de Isidoro Valcárcel Medina.

Abandono el museo imaginado por André Malraux y prosigo mi camino hasta llegar al Herstory Museum que ocupa el (casi) nuevo espacio de ADN. El proyecto ‘Ella, el ojo, el dedo, la mano’, comisariado por Alexandra Laudo, reune la obra de tres artistas con trayectorias muy distintas pero que se acercan a la práctica artística para criticar los cánones y estereotipos visuales tanto en la historia del arte como en la imagineria popular. Mirada que observa y posee, dedo que señala y selecciona, mano que hace y transforma. Para Margaret Harrison, María María Acha-Kutscher y Núria Güell, el posicionamiento feminista es inseparable de otras luchas subalternas como el movimiento obrero, las prácticas decoloniales, el antirracismo o la teoría queer. Por eso, confían en la posibilidad de reformular estas narrativas a través de la incorporación de voces disidentes y de relatos no hegemónicos.

Con la vista ya algo aturdida, decido cerrar los ojos y dejarme guiar por los otros sentidos. ¿Puede la exposición dejar de ser un un ensayo enciclopédico para convertirse en un dispositivo organoléptico? A tientas, cambio de escala y hago un zoom in hasta ‘Un paisaje con Marina’ en Àngels Barcelona -el último proyecto de Mabel Palacín desarrollado junto al arquitecto Mirko Mejetta y que cuenta además con la colaboración de Maia Koenig, multiartivista experimental argentina y del pintor sudafricano Jake Aikman- donde reactivo el valor del tacto y del gusto. Allí “oímos, después vemos”. Aún con los ojos entreabiertos me acerco hasta Bombon Projects. ‘Escritos para la piel vidente’ de Anna Dot es una exposición dedicada a la mirada cansada con el deseo de ofrecerle una pausa, estimulando el cuerpo e invitándole a bailar al son de nuevas coreografías, dejándose guiar por la piel. Toco suavemente las paredes mientras me guío con palos de ciego.

Salgo y sigo bailando. Esta vez, sobre los muertos que descansan bajo una iglesia reconvertida en salón de fiestas. Me encuentro ahora en EtHall. Allí, bajo el suelo, todo parece ser todavía más oscuro: minas, cementerios, criptas, alcantarillas… Lugares donde ni ver ni ser visto. En ‘Deaden the deadened’ Eulàlia Rovira nos llama a descender por debajo de nuestros pies para que nos encontremos con capas y capas de sedimentos que nos separan de otros mundos. Para llegar al fondo de las cosas hay que dejarse caer. Y tocar fondo es también lo que nos permite impulsarnos.

Cojo entonces empuje. Salto con fuerza y traspaso la línea de tierra hasta llegar a la calle: lugar donde ver y ser visto, lugar donde participar de los asuntos del mundo, lugar para el orden, la salubridad, el ocio y la civitas. Camino serpenteando hasta la Fundació Arranz-Bravo. En ‘Negativeland’ de Joan Pallé todo parece arder: una torre 5G, coches, policías, edificios…protestas que perturban un orden social jerárquico y opresor con un acto que literal y metafóricamente se consume en sí mismo, explosiones de violencia pública incontrolada en oposición a un optimismo cruel, disturbios callejeros contra un capitalismo global, patriarcal, colonialista, heteronormativo, insurgencia revolucionaria de nivel cero que surge de la sensación de que debemos “hacer algo”, acto ciego y desesesperado de quienes han sido excluídos del espacio político-social y quieren hacer manifiesta su presencia a través de un passage a l’àcte que admite su propia impotencia: os guste, o no, estamos aquí. Somos el problema. No importa cuánto desees no vernos.

‘El arte          está aquí              otra vez’

Texto de Gisela Chillida Espinosa para GRAF. Gisela es crítica de arte y comisaria independiente.

 

Nota editorial: En las exposiciones que forman parte de esta ruta encontraréis piezas que se enmarcan dentro del programa Artévete de Barcelona Gallery Weekend para impulsar el coleccionismo asequible. Este año com a novedad a partir de hoy y hasta el 26 de septiembre se abre la inscripción para participar en un sorteo de tres premios de 2.000€ cada uno para la adquisición de alguna de las obras del programa.